top of page

Procesiones y rituales de Semana Santa



En Madrid, a parte de las procesiones, existen una serie de rituales y representaciones que no te pueden dejar indiferente. Conoce las procesiones y rituales de Semana Santa que no te puedes perder.


La ruta de las Pasiones recorre varios municipios donde se representan las Pasiones Vivientes más importantes: Chinchón, Morata de Tajuña, Carabaña, Daganzo de arriba o Villarejo de Salvanés. Todas ellas consideradas Fiestas de Interés Turístico Regional excepto la de Chinchón, que es un acto religioso declarado de Interés Nacional.


Escena de la pasión viviente de Morata de Tajuña

Una tradición poco conocida es la

Quema de Judas, un ritual que se

lleva a cabo en varios municipios,

como puede ser la Hiruela,

Morata de Tajuña o Robledo de Chavela.

Aunque también se celebra en otras provincias.

Tras la noche litúrgica del sábado Santo, los vecinos queman un pelele elaborado con sacos y relleno de paja, que simboliza la desaparición de todo lo malo.


En Navaluenga (Ávila) cada Jueves Santo se celebra la procesión de Los Romances, declarada Fiesta de Interés Regional. En esta procesión se recita la Pasión de Jesucristo de Lope de Vega. Son 14 romances que se recitan en la puerta de la iglesia y que se produce un “pique” entre las diversas cuadrillas que entonan los versos cada vez más rápido y alto hasta que un grupo pierda el ritmo o se equivoque.


"Pique de la procesión de los Romances


De Ávila nos vamos a Valverde de la Vera, un municipio situado al norte de Cáceres, allí se celebra el Rito de los Empalaos. Es un rito de origen disciplinante, a modo de penitencia que data de la Edad Media.

Los penitentes realizan un recorrido a través de 14 estaciones acompañados de sus familiares y allegados, previamente se prepara al penitente con los elementos necesarios, como puede ser la soga, las sayas, la corona de espinas y el velo.



Penitente en el ritual de los Empalaos

Nos vamos al sur de Ciudad Real, concretamente al municipio de Calzada de Calatrava. Allí se celebra el sorteo de la túnica de Cristo o sorteo de las Caras.

El juego se inicia cuando los subastadores pitan un círculo amplio y todos los jugadores se arremolinan a su alrededor. El jugador deposita la cantidad que quiera y la banca se lo iguala, el subastador lanza al aire dos monedas y si ambas salen cruz, gana el jugador; si ambas salen cara, gana la banca; si salen cara y cruz, se repite la jugada.



Sorteo de las caras

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page